Utensilios Imprescindibles

Una de las preguntas que más me hacen al compartir recetas es: «¿Qué utilizas para…?», «¿Con qué haces …?». Por eso, he preparado una pequeña lista de mis utensilios de cocina y pequeños electrodomésticos favoritos, con los que preparo todas mis recetas.

Mi cocina no es un laboratorio. Es una cocina real, con espacio real y con necesidades reales. Así que todo lo que encontrarás aquí son cosas que de verdad utilizamos y que me funcionan. De lo contrario, no lo recomendaría.

Por supuesto, recuerda que estas son mis preferencias personales. Se adaptan a mi forma de cocinar, a mi espacio disponible y a mi bolsillo. Pero lo que me funciona a mi no tiene por qué servir para ti. Lo importante es que te sientas cómoda en tu espacio y que hagas tu cocina «tuya» de verdad.

A continuación te explico los utensilios que utilizo, con enlaces a los productos. Espero de verdad que te resulte útil.

Batidora de Vaso

Este electrodoméstico es imprescincible para mi. Lo necesitarás para preparar cremas, helados, smoothies, leches vegetales, quesos veganos y un montón de cosas más.

Es importante que sea de gran potencia y de buena calidad, de lo contrario no conseguirás texturas tan finas, en especial cuando trabajes con legumbres y frutos secos.

Suelen tener un precio elevado, pero personalmente la utilizo a diario y en mi caso está más que amortizado. Valora el uso que le darás para saber si te compensa.

En mi caso, tengo una Thermomix TM31. El precio ronda los 800€, pero yo la compré de segunda mano por 350€. Lo bueno de la Thermomix es que también sirve para calentar y cocinar, y que puede con todo. Lo malo es que el vaso es opaco y no puedes ver el interior, y que para cantidades pequeñas no me termina de gustar ya que la base es ancha y las masas se pegan a los lados.

Otras Batidoras de Vaso potentes y muy utilizadas -no calientan, sólo trituran- son la Vitamix o la Blendec, y aunque yo personalmente no he trabajado con ellas no dudaría en comprarlas si tuviera la necesidad.

Si solo vas a utilizarla para smoothies, leches o batidos de vez en cuando, puede que no se justifique la inversión. Antes de comprar la Thermomix tenía una Batidora Philips que para hacer harinas de legumbres y masas compactas de frutos secos (quesos, bliss balls…) se me quedó justa. Pero pica hielo, tritura, y las cremas de verduras quedan estupendas. La usé a diario durante años (todavía funciona, la tiene una amiga y ¡va como el primer día!). Ronda los 100€, así que si necesitas una opción más sencilla, te puede venir genial.

Batidora de Vaso Personal

Concretamente, utilizo esta de Russell Hobbs. Para mi es todo un hallazgo. De menor potencia y de menor tamaño que la Thermomix, pero perfecta para prepararme un smoothie o un poco de leche vegetal sin tener que ensuciar la Thermomix. También para picar cosas de dureza media -frutos secos, pasta de dátiles,…- y en menor cantidad, ya que la base es más pequeña y permite trabajar con cantidades limitadas sin problema.

Además viene con 5 vasos, 2 cuchillas diferentes  y distintas tapas, por lo que es super versátil y puedo guardar las cosas en el mismo recipiente en que las he triturado. Y ensuciar menos siempre es un plus.

Batidora de brazo / Picadora

Utilizo esta de Braun. Para hacer veganesa, la batidora de brazo va mejor que ninguna otra. Y para hacer picadas, el accesorio picador funciona de maravilla. Probablemente no es necesario tener este accesorio si tienes una batidora personal y una Batidora grande, pero yo ya la tenía de antes, la utilizo con frecuencia y funciona estupendamente, así que no puedo dejar de recomendarla. Lo bueno es que puedes comprar los accesorios por separado y ajustarte a tus necesidades.

Espiralizador

Sinceramente, no entiendo cómo podía vivir antes sin él. Sirve para convertir en tiras de «espagueti» tus vegetales alargados: Calabacín, pepino, zanahoria… Algunos incluso sirven para la patata y la remolacha. Los hay más sencillos y manejables o más grandotes y eficientes. Yo utilizo este espiralizador de la marca Microplane, que es manual, muy compacto y perfecto para hacer un par de raciones. Además, se mete tal cual en el lavavajillas.

Si vas a cocinar cantidades mayores, te resulte más práctico un espiralizador de pie y con manivela, los hay incluso con distintos tipos de corte como este.

 Mandolina

Igual que con el espiralizador, las hay de mesa, regulables, con montones de cortes diferentes… y las hay más sencillitas. A mi, personalmente, esta mandolina manual me va de maravilla. Es sencilla, pero se limpia fácilmente y con los 4 cortes disponibles tengo más que de sobras. Y además, está muy bien de precio.

Kettel

Parece que últimamente se están dejando ver más por las cocinas españolas, pero hace unos años nadie tenía una de estas. En mi casa hay una desde que tengo uso de razón, porque mi madre es adicta a los tés e infusiones y se trajo una de Holanda en un viaje. Y para mí es un imprescindible en la cocina. Calienta casi 2l. de agua en 5 minutos, sin necesidad de ensuciar cacharros ni de tirar de microondas, así que te ayudará a ganar tiempo cuando quieras hervir pasta, arroz o verduras, o para tus infusiones. La mía está descatalogada (es una versión anterior a esta), pero hay muchos modelos buenos por alrededor de 50€. Pero eso si, asegúrate de que, si el recipiente es de plástico, no tiene BPA.

NutMilk Bag 

Si haces tu propia leche vegetal, esta simple bolsita te cambia la vida. Es de nylon, pero si la cuidas bien te durará toda la vida. Te servirá perfectamente para colar tus leches vegetales y para separar con facilidad -y sin dejar la cocina hecha un desastre- la pulpa del líquido, aprovechándolo al máximo. La malla es mucho más fina que la de un colador, por lo que la textura de la leche será mas fina, y después de utilizarla la metes en la lavadora y lista para usar de nuevo. También la utilizo para germinar semillas, porque permite que se aireen por igual. Yo compré este pack de 2 por poco más de 10€.

Estopilla (Cheesecloth)

Es una tela muy fina de fibras naturales que utilizo para la elaboración de quesos veganos, tanto para la fermentación como para ayudarme al formado de los rulos. La mía era una pieza grande que corté en cuartos, por lo que tienes 4 por el precio de una. De la misma manera que la Nutmilk Bag, se limpia en la lavadora sin problema.

 Báscula de cocina

Sé que hay gente que vive sin báscula de cocina, pero si quieres seguir recetas -en especial, de repostería- es imprescindible. No necesitas nada complicado, con que sea electrónica y te permita ajustar la tara, estarás cubierta. La mía es de Tefal y lleva 5 años conmigo funcionando de maravilla.

Medidores

Igual que la báscula, son unos instrumentos muy prácticos para la elaboración de recetas guiándote por volúmenes, en lugar de por peso. Los blogs americanos suelen tomar estas referencias, y cada vez más los blogs europeos y españoles lo están adoptando -en mis recetas lo hago con asiduidad-. Invertir en un medidor de tazas (yo los prefiero de cristal) y en un medidor de cucharas/cucharadas te ahorrará tiempo y el tener que hacer conversiones constantemente.

Botella de agua reutilizable

En este caso, no se trata de un utensilio de cocina pero sí de un elemento básico en estos días que corren. Según los últimos datos, cada minuto se compran un millón de botellas de plástico en el mundo. Y ojo, que hablamos sólo de botellas, a eso hay que sumarle, bolsas, pajitas, cubiertos de plástico y otros envases de plástico un solo uso. No hay capacidad para reciclar tantísimo plástico, y todos estos plásticos terminan en vertederos o en el mar, contaminando nuestros océanos y matando a miles de animales marinos cada año. Aunque se trata de un problema global, nosotros, como individuos, podemos aportar nuestro granito de arena -además de ayudar a concienciar a la gente a nuestro alrededor-. Una buena forma de empezar es llevar una botella de agua reutilizable. Hoy en día hay cientos de opciones. Mis favoritas son las de vidrio, aunque pesan un poco y corren el peligro de romperse (te lo digo por experiencia). Esta o esta son una buena opción. Si prefieres algo más ligero, una botella de acero inoxidable como esta, además de muy bonita, será tu mejor aliada.