Sexy Brócoli

Recetas 100% vegetarianas para la vida moderna
Recetas | Salado | Trucos y Consejos

Parmesano Vegano

febrero 21, 2019

Un buen plato de pasta es difícil de batir en lo que respecta a «comfort food». Y si además puedes espolvorearle una dosis gigante de queso por encima, pues mucho mejor. Los quesos veganos comerciales no suelen pasar el examen para mí (me saben superartificiales) así que me puse manos a la obra hasta dar con la versión de queso parmesano vegano ideal. Y tengo buenas noticias: la encontré.

Es una receta tremendamente fácil, pero te advierto que tiene un problema: Te la querrás comer a cucharadas. De hecho yo tengo serios apuros para no hacerlo. Está tan buena… De verdad que tienes que probarla para entender de lo que hablo.

Sabe a queso, tiene una textura granulada deliciosa, y va a la perfección con platos de pasta, cremas de verduras o incluso como topping en una ensalada. También puedes ponerla por encima de una lasaña o canelones para gratinar (te aconsejo que para ello la mezcles con un poco de pan rallado).

Hacerla requiere mínimo equipamiento: un horno y un procesador o batidor de potencia media/alta. O ni eso, porque en la receta verás que también puedes hacerlo sin horno… En pocos minutos tendrás tu queso parmesano vegano listo, y te durará varias semanas en la nevera para darle el último toque tus platos de pasta, como la receta alla Barese con brócoli y tomates secos que te enseñé unos días atrás, o unos deliciosos spaghetti con salsa de queso de patata y calabaza. Obviamente, en el caso de que puedas resistirte a comértelo de una sentada (ya te digo que yo no aguanto, así que tranquila, no te voy a juzgar).

Por favor, no te pierdas esta delicia porque te va a alegrar el día.

INGREDIENTES

  • 20 mitades de nueces mondadas (si usas con cáscara, 10 nueces)
  • 10 mitades de nueces pacanas
  • 2 coquitos de brasil
  • 3 cucharadas de levadura nutricional
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de orégano seco
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/8 cucharadita de cebolla en polvo

PROCEDIMIENTO

  • Enciende el gratinador del horno.
  • Dispón las nueces, pacanas y coquitos sobre una bandeja de horno en una sola capa, sin amontonar.
  • Hornea en la parte alta del horno durante 3-5 minutos o hasta que estén ligeramente dorados. Ojo porque se queman con facilidad así que no les pierdas de vista. Cuando empiecen a tostar por un lado, puedes darles la vuelta y tostar por el otro. (Si no tienes horno, puedes tostar los frutos secos en una sartén, con mucho cuidado de no quemarlos).
  • Retira del horno y deja enfriar completamente. Este paso es muy importante para la textura final del parmesano vegano.
  • Añade los frutos secos ya enfriados y el resto de ingredientes en tu picadora (vaso de batidor, procesador o similar). Pica los ingredientes a toquecitos muy breves hasta conseguir una textura en polvo. Dependiendo de la potencia, con 4-5 toques tendrás suficiente. Es importante que no hagas un triturado continuo, eso haría que los frutos secos soltaran sus aceites y conseguirías una textura más húmeda, similar a cuando se empieza a hacer la mantequilla de frutos secos.
  • Traslada a un tarro con tapa hermética y conserva en la nevera hasta 4 semanas.

Honestamente, si consigues aguantar 4 semanas sin devorarlo, cuéntame tu secreto.

Anímate, de verdad que está brutal. Y cuéntamelo en los comentarios del blog o de mi cuenta de instagram @sexybrocoli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *