Sexy Brócoli

Recetas 100% vegetarianas para la vida moderna
Ensaladas | Raw | Recetas | Salado

Ensalada templada de espinacas con bacon vegano y vinagreta balsámica

septiembre 25, 2018

Esta ensalada templada de espinacas con «bacon» vegano es perfecta para el final del verano, para el pre-otoño o como quieras llamarle. Dejar atrás el verano no es fácil, y menos en la cocina. Poco a poco va apeteciendo comer platos más sustanciosos, texturas más densas,… pero a mi, por lo menos, me cuesta renunciar a la comida fresca y a las ensaladas.

Por eso, las ensaladas templadas son una excelente transición que nos permite ir adaptando nuestro cuerpo y nuestro paladar a los meses fríos que esperan a la vuelta de la esquina, pero sin renunciar a los alimentos crudos y frescos. Por lo menos de momento.

Otros platos que me fascinan para dejar atrás el verano son las cremas, especialmente aquellas con un puntito picante, como la crema de tomate y jengibre que te enseñé hace tiempo, y que puedes tomar fría o caliente según te apetezca.

Esta ensalada está inspirada en una receta que probé en uno de mis primeros viajes, cuando era un pollito de apenas 18 años y quería conocer el mundo. En una de estas viajé a La Haya, a casa de una conocida de la familia, y aunque parezca increíble, por aquel entonces a duras penas comía verduras (¡cómo cambian las cosas!). Me preparó una ensalada parecida a esta – aunque no era vegana y usó trocitos de cerdo- y yo, con el apuro de no decirle que no comía espinacas, decidí probarla de mala gana. Y en buena hora… ¡porque me pareció deliciosa! Es posible que esa fuera la primera vez que comía espinacas sin cocer, aunque no puedo asegurarlo…

Lo cierto es que hay mucha gente a quien no terminan de gustarle las espinacas en crudo. Para ellos, te sugiero este platazo de galets rellenos de espinacas, o unas deliciosas samosas con espinacas y guisantes: éxito asegurado. Aunque te garantizo que esta ensalada templada de espinacas es una excelente forma de introducir este ingrediente en su forma natural, porque va acompañada de un montón de sabores y texturas deliciosos: la intensidad de la vinagreta balsámia, el crujiente y dulce del bacon vegano, el punto tostado de los piñones… Eso sí, asegúrate de que utilizas brotes de espinaca lo más tiernos posible, y no hojas más maduras, que pueden resultar un poco fibrosas y con una textura no tan agradable. Para nutri frikis, recuerda ademas que: las espinacas son muy ricas en vitaminas, fibra y minerales como el calcio o el potasio.

Para el acompañamiento, he optado por los trocitos de «bacon vegano» a base de tofu, para asegurar el aporte de proteína en el plato y considerarlo un plato único. Si no tienes tofu, no consumes soja o tienes otra receta de bacon vegano, querida amiga, siéntente libre de hacer el cambio por la opción que prefieras. Seguro que con el bacon vegano a base de tempeh o chips de coco también queda de maravilla.

Un último consejo: Ya que esta ensalada es templada, deberías prepararla justo antes de comer. Pero en caso de que quieras dejar cosas adelantadas, siempre puedes calentar la vinagreta justo en el momento de servir y listos. No me digas que no te lo pongo fácil.

Ingredientes (2 personas):

  • 125 gr de brotes frescos de espinaca o espinaca baby
  • 150 gr de tofu
  • 1 cs piñones
  • 1/2 cebolleta tierna
  • aceite para cocinar

Para el macerado 

  • 1 cs salsa de soja o tamari
  • 1 cs de sirope de arce
  • 1/2 cs vinagre de manzana
  • 1/4 cp ajo en polvo
  • 1/4 cp cebolla en polvo
  • 1/4 cp concentrado de tomate
  • 5-6 gotas de humo líquido (opcional)

Para la vinagreta

  • 3 cs vinagre balsámico de módena
  • 2 cs aceite de oliva virgen extra
  • 1 cs sirope de arce
  • 1/4 cp tomillo seco
  • pizca de sal

Preparación:

  1. En una sartén, tuesta los piñones a fuego medio, con cuidado de que no se quemen en exceso. Una vez hecho, retíralos del fuego y reserva.
  2. Corta tu tofu en pequeñas tiras de 0,5cm de ancho y unos 2 cms de largo. No hace falta que las medidas sean exactas, pero sí que sean de tamaño regular para que se cocinen por igual.
  3. Añade un poco de aceite a la sartén y cuando esté caliente añade tus tiras de tofu. Cocina a fuego medio-alto hasta que se doren por todos los lados.
  4. Mientras prepara el macerado: En un bol vierte y mezcla muy bien todos los ingredientes de la maceración.
  5. Cuando tus tiras de tofu estén doradas por todos los lados (no quemadas, pero que hayan cogido algo de color) retira el posible exceso de aceite y vierte en el bol del macerado. Mezcla muy bien para que queden bien cubiertas. Deja reposar unos minutos.
  6. Mientras, precalienta el horno a 200º con el gratinador. Limpia tus brotes de espinacas, y corta la cebolleta en tiras muy finitas. Reserva hasta el emplatado.
  7.  Con el horno caliente, introduce tus tiras de tofu macerado (en un recipiente apto), bien extendidas y sin que se amontonen entre ellas. Hornea durante 5-10 minutos o hasta que empiecen a caramelizarse las esquinitas.
  8. Aprovechando el calor de la sartén, mezcla en ella los ingredientes de la vinagreta. Si ya estuviera fría, la puedes calentar antes y apartarla del fuego antes de hacer la mezcla.
  9. Con las tiras de tofu/bacon vegano doradas y la vinagreta lista, y apuedes emplatar: Coloca en el fondo del plato los brotes de espinacas, sobre esta la cebolleta a tiras. Encima, sirve las tiras de bacon vegano, espolvorea con los piñones, y añade un poquito de la vinagreta. El resto lo puedes dejar en la mesa para que cada cual se aliñe el plato como desee. ¡A disfrutar!

 

¿Qué te parece esta receta? Si te animas a probarla, cuéntamelo en los comentarios o etiquétame en instagram (@sexybrocoli) para que no me lo pierda.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *