Sexy Brócoli

Recetas 100% vegetarianas para la vida moderna
Dulce | Recetas

Cremoso de limón y lavanda

febrero 14, 2019

Hoy es San Valentín, y como tal, te traigo una receta muy especial. Un postre dulce, delicioso y aromático, con el perfume de las flores en cada cucharada. Unos vasitos cremosos de limón y lavanda hechos con un ingrediente muy especial.

Y además es un postrecito vegano, proteico y saludable, así que si te enamoras de él igual que yo, podrás tomarlo tan a menudo como quieras sin remordimientos.

La base del cremoso es el tofu suave o silken, por lo que supone un buen aporte de proteína de buena calidad. Para endulzarlo yo he utilizado dátiles, aunque puedes sustituirlos por otro de tu elección y ajustar las cantidades a tu paladar.

Lo que le da el toque especial a la receta es el aroma de lavanda. Para conseguirlo, no vamos a usar flores (a mí me resultan difícil de encontrar, y más aún aptas para consumo). Así que la joya de la corona, la auténtica estrella de la receta, es el aceite esencial de lavanda. Es muy importante que utilices un aceite que sea apto para consumo (¡no todos lo son!), y verás que con muy poquita cantidad consigues toda la magia de la lavanda y te trasladarás a un paisaje provenzal.

La combinación del limón y la lavanda es fantástica, una explosión de contrastes. Frescor, acidez y dulzura, todo a la vez. Vale la pena probarlo, créeme.

Es importante, para que la textura del postre sea la correcta (cremosa pero consistente), que lo prepares con antelación y lo dejes reposar en la nevera al menos 3-4 horas. También lo puedes preparar el día antes de servir, en cuyo caso te aconsejo que no añadas el aceite esencial hasta el último momento, aprovechando para dar una última batida para integrarlo antes de servir. Así su potencial aromático estará en su máximo esplendor.

Como verás, hacer este postre es tan fácil como triturar todos los ingredientes en un batidor de alta potencia (clave para que la textura sea cremosa, sin grumos y fina al paladar). Son ingredientes blandos, por lo que lo tendrás listo en pocos segundos.

Por cierto, si eres más de naranja que de limón, te dejo esta propuesta de Vasitos de chocolate a la media naranja que seguro que también te robarán el corazón.

CREMOSO DE LIMÓN Y LAVANDA (6 u.)

INGREDIENTES

  • 400g tofu Silken
  • 1/2 taza de anacardos previamente hidratados
  • 4 dátiles medjool (si no están muy frescos, hidrátalos también)
  • 80 ml. zumo de limón.
  • 50 ml. bebida vegetal (yo usé de coco y avena, la que tengas)
  • Pizquita de sal
  • 3 gotas de Aceite Esencial de Lavanda

PROCEDIMIENTO

  • Escurre bien el tofu, retirando toda el agua que puedas. Coloca en el vaso de batidor.
  • Añade los anacardos, los dátiles, la bebida vegetal y la sal. Bate bien hasta que los dátiles y los anacardos estén cremosos.
  • Añade el zumo de limón y bate de nuevo hasta integrar bien.
  • Por último, añade tus 3 gotas de aceite esencial y bate de nuevo. Deja reposar en la nevera 3-4h antes de tomar.

Si lo pruebas, no te olvides de contármelo. Puedes dejarme un comentario, o mandarme una foto a mi cuenta de instagram @sexybrocoli. Me encanta ver vuestras interpretaciones de mis recetas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *