Sexy Brócoli

Recetas 100% vegetarianas para la vida moderna
Dulce | Recetas

Cheesecake de Oreo vegana

mayo 5, 2018
vegan cheesecake

El Cheesecake siempre ha sido una de mis tartas favoritas. Por eso, conseguir hacer un cheesecake vegano en condiciones era una de mis fijaciones desde que llevo una dieta vegana. En esta ocasión vamos un poco más allá con esta tarta cheesecake de oreo vegana. ¡Y te garantizo que nadie sabrá que es una tarta vegana a menos que se lo digas!

Porque las oreo, queridas, son veganas. No son saludables, no son algo para comer cada día… pero son veganas. Así que si quieres marcarte postres originales y con un punto un poco gamberro, te van a venir genial. Ojo, si lees los ingredientes verás que pueden incluir «trazas» de leche, por lo tanto no son aptas para intolerantes o alérgicos, y tampoco para aquellos que por motivos éticos dejéis también esta opción fuera de vuestra dieta. En mi caso, no entiendo «trazas» como ingredientes, así que le doy luz verde para una vez (muy) de vez en cuando.

Cheesecake vegana

Debo confesar que cuando compré las galletas se me hacía raro verlas en el armario. Desde hace muchísimo tiempo, los únicos procesados que entran en casa son crackers, bebida vegetal, caldo de verduras, legumbres y otras conservas. Así que ver una caja azul brillante en la repisa me hacía sentir como si estuviera en la cocina de otra persona…

La tarta cheesecake de oreo vegana ha tenido dos presentaciones en sociedad: una, con la familia (bastante crítica con lo del veganismo). La otra, con amigos (estos lo abrazan todo y lo disfrutan sin problemas). En ambos entornos, en los que a excepción de mi, todo el mundo era omnívoro, la tarta fue un exitazo. Y eso que la comimos después de sendas comilonas y nos salía la comida por las orejas.

tarta oreo vegana

Aprovecho para añadir que, como buen cheesecake, no es una tarta ligera. Es una tarta densa, con peso, y es dulce pero con un puntito ligeramente ácido. Para mi lo mejor es el contraste entre la base, crujiente y firme, y el relleno cremoso.

Mi opción, para hacerla más bonita, fue ese efecto marmoleado o «swirl» en la parte superior. Pero si lo prefieres, puedes hacer todo el relleno chocolateado y quedará igualmente riquísima.

El secreto para que el relleno quede bien es que utilices un batidor de vaso, o un procesador de alta velocidad. Así de aseguras una mezcla cremosa y untuosa, como la de una tarta cheesecake tradicional. Si intentas hacerlo con una batidora de mano, posiblemente no consigas los mismos resultados porque triturar los anacardos te será muy difícil.

Por último, te recomiendo que la prepares con un día de antelación, para que le dé tiempo a asentarse y a coger cuerpo. Lo único que te costará será entrenar la paciencia, porque abrir la nevera, verla y no poder hincarle el diente no será fácil. Todo lo demás, a prueba de niños.

Cheesecake de Oreo vegana
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Tarta cheesecake vegana de oreo. Dulce, densa y deliciosa, para compartir.
Autor:
Tipo de Receta: dulce
Cuisine: vegan
Raciones: 8
Ingredientes
Para la base:
  • 16 galletas oreo (sólo la galleta, reservamos la crema para el relleno de la tarta)
  • ½ taza de almendras crudas repeladas
  • ¼ taza de aceite de coco
  • 1 pizca de sal
  • 1 cda de semillas chía (o lino) molidas
  • 3 cdas de agua
Para el relleno:
  • 200g yogur de soja sabor vainilla
  • 200g de tofu sedoso
  • 1 taza de anacardos remojados (mín.4h)
  • Crema de las 16 galletas oreo
  • 4 galletas oreo enteras
  • 1cda de cacao puro en polvo
  • 1cda de almidón de maíz (maizena)
  • ⅛cdta de sal
  • 1cda aceite de coco
  • ¼cdta vainilla orgánica en polvo
  • 1cda zumo de limón
  • ½cda sirope de arce
Molde:
  • Redondo de 20cms, desmontable.
Instrucciones
La base:
  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Mezcla tu cda. de chía o lino molido con las 3 cdas de agua. Deja reposar unos 15 minutos.
  3. En tu picadora o procesador, pica las almendras ligeramente.
  4. Separa el relleno de 16 galletas oreo y reserva la crema para más tarde. Introduce sólo las parte de galleta en la picadora con las almendras. Añade también el aceite de coco (derretido) y la pizca de sal. Pica de nuevo unos segundos, hasta que te quede una base con textura similar al pan rallado.
  5. Traslada a un cuenco grande, y añade tu mezcla de agua y semillas (ahora es un huevo de chía o lino). Con la ayuda de una espátula, incorpóralo a la mezcla.
  6. Engrasa tu molde ligeramente con un poco de aceite de coco. Coloca la mezcla en la base, y reparte uniformemente con la ayuda de una espátula. Cuando la tengas bien uniforme y cubriendo toda la base, presiona la mezcla para compactarla (puedes hacerlo con las manos o ayudarte del culo de un vaso o con el revés de una cuchara).
  7. Hornea durante 15' a 180ºC. Después sube la temperatura de tu horno a 200ºC y hornea durante 5' más.
El relleno:
  1. Introduce en tu batidor los anacardos hidratados (bien escurridos y lavados). Tritura hasta que empiecen a quedar cremosos.
  2. Añade el yogur, la crema de las 16 oreo (que has reservado al preparar la base), el tofu y el zumo de limón. Bate a máxima potencia hasta conseguir una mezcla muy cremoso, homogénea y sin grumos.
  3. Añade la vainilla en polvo, la sal, el almidón de maíz y el sirope de arce. Vuelve a batir para integrar bien la mezcla.
  4. Vierte unos ⅔ de la mezcla en el molde, sobre la base de galleta horneada. Reparte bien con la espátula.
  5. Añade las 4 galletas oreo (completas) y el cacao en polvo al resto de la mezcla, y tritura de nuevo hasta que se integre todo bien.
  6. Vierte la mezcla chocolateada en el molde, de forma irregular. Con la ayuda de una cucharita de café, has formas en espiral y de arriba hacia abajo, para conseguir el efecto marmoleado.
  7. Dale unos golpes secos sobre la mesa para eliminar algunas burbujas de la masa.
  8. Hornea a 180ºC durante 45'-1h (dependiendo de tu horno), hasta que empieces a ver los bordes ligeramente dorados.
  9. Deja templar fuera del horno, y cuando alcance temperatura ambiente, coloca en la nevera para enfriar hasta el día siguiente.
Notas
Si no te da tiempo de remojar los anacardos durante 4h, puedes remojarlos durante 1h con agua bien caliente.
En el relleno he usado yogur sabor vainilla edulcorado. Junto con las oreo y la ½ cda de sirope de arce, para mi es suficientemente dulce. Pero puedes probar la mezcla, y si lo deseas añadir un poco más de sirope para adaptarlo a tu gusto.
El molde, te recomiendo que sea desmontable para que te resulte fácil de desmoldar. Para estas cantidades te recomiendo usar uno de 20cms de diámetro, si cambias el tamaño del molde deberás ajustar el tiempo de cocción y las cantidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *